¿Que tengo que negociar en un contrato de franquicia?

El contrato de franquicia tiene naturaleza mercantil. Mediante este tipo de contrato se pretende la cesión del derecho de explotación de un sistema propio de comercialización de un producto o servicio a un tercero. Esto viene a decir que el franquiciado cede la imagen corporativa y el know-how a cambio de unos cánones, la manutención de la imagen corporativa y el desarrollo del negocio.

Por ello, el éxito del franquiciado depende en mayor parte del éxito comercial del franquiciador. Para evaluar la viabilidad económica del negocio se recomienda la visita personal en los establecimientos de los franquiciados para obtener información sobre el negocio, estimar el tiempo necesario para la recuperación de la inversión, estudiar el potencial de la zona y los costes iniciales.

Además, es aconsejable que se considere toda la información pre-contractual facilitada por el franquiciador conforme el artículo 3 del Real Decreto 201/2010, es decir:

  • Datos de identificación del franquiciador.
  • Información sobre el título de propiedad o licencia de uso de la marca y signos distintivos de la entidad franquiciadora.
  • Descripción general del sector de actividad objeto del negocio de franquicia.
  • Experiencia de la empresa franquiciadora.
  • Contenido y características de la franquicia y de su explotación.
  • Estructura y extensión de la red.

Satisfechos por la viabilidad del negocio, es recomendable estudiar el contrato de franquicia y comprobar los aspectos jurídicos de mayor relevancia que versan sobre lo siguiente:

  • Exclusividad.- Se aconseja negociar un área de exclusividad territorial por un tiempo determinado para facilitar la recuperación de la inversión inicial y para poder explotar los beneficios de la actividad mercantil.
  • No Competencia.- Estas cláusulas suelen establecer una obligación del franquiciado de no desarrollar una actividad de competencia directa con el franquiciador con posterioridad a la terminación del contrato. En este caso se podría negociar una indemnización por clientela pre-existente al contrato de franquicia.
  • Duración del Contrato.- Se debería establecer una duración optima que permita al franquiciado la recuperación de la inversión y con opciones de salir en caso de que el negocio no es rentable.
  • Propiedad Industrial e Intelectual.- Es importante que se haga una descripción detallada de la obligación del franquiciador de proveer al franquiciado una asistencia comercial continua. Adicionalmente, el contrato debería incluir la descripción de los derechos que se ceden en relación con la marca del franquiciador. Se recomienda verificar el alcance de estos derechos de uso para determinar la estrategia promocional.
  • Contraprestación Económica.- Normalmente, el pago se realiza a través de un canon de entrada que se efectúa en el momento de la firma del contrato y un canon periódico calculado teniendo en cuenta el número de ventas y/o un canon de publicidad. El margen de negociación con respecto a los cánones es generalmente bajo.
  • Instalaciones.- El franquiciador pedirá que las instalaciones se mantengan siguiendo sus instrucciones. Se deberían negociar las condiciones en las cuales el franquiciador podrá inspeccionar el local sin afectar la actividad diaria del negocio.
  • Los contratos suelen incluir cláusulas penales claras para el caso de que haya un incumplimiento de contrato.
  • Terminación del contrato.- En el contrato de franquicia, se deben recoger las circunstancias que puedan causar la resolución del contrato: la finalización del plazo de duración, la decisión unilateral, la insolvencia de una de las partes o el incumplimiento del contrato.

En todo caso, dada la complejidad de los aspectos jurídicos, se recomienda la revisión previa del contrato con un abogado.

La finalidad de este artículo es meramente informativo. Si necesita asesoramiento relacionado con este tema, por favor, no dude en contactarnos.